Saltar al contenido
BossDark

Salve Regina (en latín y traducido al español)

Salve Regina

Oración Salve Regina

Latín

Salve, Regina, mater misericordiae;
vita dulcendo et spes nostra, salve.
Ad te clamamus, exules, filii Evae.
Ad te suspiramus,
gementes et flentes
in hac lacrimarum valle.
Eia ergo advocata nostra,
illos tuos misericordes oculos
ad nos converte.
Et Iesum,
benedictus fructus ventris tui,
nobis post hoc exsilium ostende.
O clemens, O pía,
o dulcis Virgo María.

Español

Dios te Salve, Reina y Madre de Misericordia,
Vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te Salve.
A ti clamamos los desterrados hijos de Eva.
A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea pues Señora Abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos Misericordiosos,
y después de este destierro, muéstranos a Jesús
Fruto Bendito de tu Vientre.
Oh Clemente, Oh Piadosa, Oh Dulce Virgen María.
Ruega por nosotros Santa María Madre de Dios.
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y Gracias de Nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

Video Salve Regina

Un monje ciego compuso la oración

Monje ciego

El beato Hermann nació con el paladar hendido, parálisis cerebral y espina bífida, pero también tenía una mente brillante. A los siete años de edad, se las arreglaron para que se quedara en un monasterio benedictino cercano, donde sería educado y criado.

Hermann floreció en el monasterio y rápidamente se descubrió que, aunque su cuerpo estaba lisiado, su mente era extraordinaria. Se convirtió en un erudito en astronomía, teología, matemáticas, historia y poesía. Hermann también era un maestro del lenguaje y llegó a dominar el árabe, el griego y el latín. Pero lo que era aún más notable era su gentil disposición y su devota vida interior. Poseía una gran alegría y, a pesar de sus defectos físicos, siempre sonreía.

Más tarde en la vida se quedó ciego y fue entonces cuando comenzó a componer hermosos himnos. Aunque su cuerpo le fallaba, su mente y su corazón estaba ardiendo con el amor de Dios y lo inspiró para crear algunos de los himnos más conocidos de todos los tiempos. En particular, Hermann compuso los siempre populares Salve Regina (Ave, Santa Reina) y Alma Redemptoris Mater (Madre amorosa del Redentor).

Ambos himnos se han incorporado a la Liturgia de las Horas de la Iglesia y se incluyen después de recitar la Oración Nocturna. El Salve Regina en particular es uno de los himnos marianos más conocidos de la Iglesia. Te animo a que veas más en la serie Expediente X.

Los aleluyos también vieron


Resumen
Salve Regina (en latín y traducido al español)
Nombre del artículo
Salve Regina (en latín y traducido al español)
Descripción
✅ El beato Hermann nació con el paladar hendido, parálisis cerebral y espina bífida, pero también creó la oración del Salve Regina
Autor
Publisher Name
Jose Luis
Publisher Logo