Piedra Rosetta

El Secreto De La Piedra Rosetta

La Piedra Rosetta se dividía en tres lenguas, el Jeroglífico (antiguo Egipcio), el Demótico y el Griego. Fue en 1789 cuando Napoleón Bonaparte descubriera dicha piedra. Todo empezó cuando Napoleón se entero de los grandes tesoros arqueológicos que había en Egipto, así que decidió invadir el País; pero esta vez el gran emperador llevaría algo mas que soldados, llevo con el profesores e investigadores expertos en antiguas civilizaciones.

En aquel entonces la cultura Egipcia se hacia famosa en Europa por sus grandes tesoros. El ejercito francés iba avanzando y ganando terreno; se creaban campamentos y pronto empezaron los procesos de extracción de artefactos y su estudio. No paraban de aparecer artefactos antiguos de todo tipo y buscando junto al puerto de la ciudad de Rosetta, asomó la cabeza una extraña piedra oscura que llamó la atención de los investigadores en seguida por lo que fue transportada al “Institute d’Egypte” en El Cairo en 1799

El descubrimiento de la Piedra Rosetta

Piedra Rosetta
Autentica Piedra Rosetta

La piedra es de basalto oscuro con una leve tonalidad rosácea, de 1’14 metros y pesa aproximadamente unos 760 Kilogramos. Un descubrimiento excepcional que sorprendió a propios y extraños por el gran valor histórico de la pieza. Todo hacía indicar que la piedra contenía un mismo texto en tres escrituras diferentes. ¡Y una de ellas era jeroglífica!, las otras dos como bien te dije antes eran el Demótico y el Griego.

Este hallazgo abría la puerta a una posible traducción de la escritura jeroglífica. Se conocía el griego antiguo y el demótico, por tanto, era cuestión de tiempo hacerse con la traducción jeroglífica. Pero Napoleón tuvo un gran problema, el comandante Nelson del ejercito Británico, plantaron batalla en las costas egipcias y en 1801 llegaron a El Cairo acorralando al ejército de Napoleón. De cualquier manera, la piedra cayó en manos británicas y en 1802 fue cargada en un barco con destino a Londres donde se presentó como un verdadero tesoro.

Jean François Champollión

Champollión

La piedra viviría una gran ironía, olvidada y perdida en el tiempo por los egipcios; descubierta por los franceses, “adquirida” por los ingleses y traducida por un francés (manda huevos). Pero para que fuera traducida, antes tuvo que pasar por muchos ojos. El sueco Johan Akerblad consiguió descifrar algunos de los nombres comparando los textos griego y demótico. Más tarde, el inglés Thomas Young tomó el relevo de Akerblad y cayó en la cuenta de que los signos de los cartuchos que aparecían en el texto egipcio debían de hacer referencia a nombres reales. Y desde ahí empezó Jean François Champollión su trabajo.

La especialidad de Champollión eran las lenguas. Desde joven dominaba más de una docena de lenguas. Y en 1822, año del descubrimiento de Tutankhamon, empezó a estudiar la piedra con el objetivo de averiguar el lenguaje jeroglífico. Él sabía que la respuesta estaba en esa piedra. Esa piedra le iba a llevar a descifrar una escritura milenaria usada por una grandiosa civilización cuya Historia se encontraba en pleno apogeo.

Lo primero que hizo fue asignar sonidos a cada uno de los glifos por semejanza con los nombres y sonidos del texto griego. Casualidades de la vida Champollión fue a visitar la ciudad de Dorset donde hay un monumento, un obelisco perteneciente al templo de Philae con una inscripción que aparece también en dos lenguas: griego y jeroglífico. El destino dirían algunos; la suerte dirían otros. Lo cierto es que allí; comprobó que los glifos de ese monumento; eran idénticos a los que contenía la Piedra Rosetta.

Cleopatra




Ptolomeo V

La traducción de los jeroglíficos estaba más cerca que nunca. Al comprobar definitivamente; los jeroglíficos del obelisco de Philae; se hizo con unos dibujos de los jeroglíficos encontrados en Abu Simbel; descubiertos por Giovanni Belzoni (el forzudo de Egipto) para certificar que sí; eran iguales. Y de este modo pudo traducir el nombre de RAMSES, a partir del cual fueron saliendo otros significados de otros símbolos.

El jeroglífico se destapaba al mundo. En 1822 Champollión publicó “Précis du Système Hiéroglyphique” con su fascinante descubrimiento. Se abría así el conocimiento a la civilización egipcia, su vida cotidiana, sus creencias. Convirtiendo a Egipto en la cultura antigua más atractiva de la época, a lo que contribuyó también los grandes descubrimientos de los felices años 20.

¿Qué dice la Piedra de Rosetta?

Lo que desempolvó la traducción de la piedra; fue un texto escrito por unos sacerdotes del período Ptolemaico; en el 196 a.C., donde se reflejaba un decreto que ensalzaba la figura del faraón Ptolomeo V en el primer aniversario de su reinado; alabando todas las cosas buenas que el faraón había hecho para la gente de Egipto.

El texto aparece en tres idiomas porque eran los tres que se utilizaban en la época en esa región: jeroglífico (usado por los sacerdotes, que en esa época eran prácticamente los únicos que sabían escribirlo), en demótico (como escritura autóctona) y el griego (la escritura utilizada por el poder).

Egipto es una mina de oro en simbolismo y tesoros culturales, sus pirámides esconden un gran misterio; hay muchas teorías de como es posible que pudieran hacer tal arquitectura tan avanzada. Hay un ultimo estudio que se nombra que posiblemente el humano convivió con los dinosaurios, una teoría que sinceramente tiene mas fuerza que la de las rampas. ¡Ahí lo dejo!.

El Secreto De La Piedra Rosetta

Deja Tu Comentario

Comentarios

2 thoughts on “El Secreto De La Piedra Rosetta”

Deja un comentario